Del cambio de look y otros demonios

Con la llegada del fin de año llega la retroalimentación de los que hicimos en los 11 meses anteriores, y nos entra un afán de aprovechar el tiempo que consideramos perdido en los últimos 31 días del año, para sentir que valió la pena. Junto con esta necesidad llega el deseo de cambio de arrancar calendario renovados, a mi ya me entraron los dos afanes, del primero ni hablo por que me deprimo, es decir “gracias universo por todo” pero me quedo faltando.

Pasando al segundo afán tenia que enfrentarme con unos de los mas grandes miedos del 90% de la población femenina…cortarse el pelo, afortunadamente yo soy del otro 10% ya que hasta donde se el pelo crece, así que ¿por que no cortarlo para sentirnos diferentes?. Muchas expertos que admiro profundamente fueron mi respaldo, Catalina López dice “Siempre debemos ser más consecuentes con la imagen que con la moda. Puede pasar que un corte no sea última tendencia, pero si es el que mejor te queda, será mucho mejor usarlo y hacerle pequeñas variaciones que llevar el corte que todas llevan pero que para tu imagen no es lo más favorecedor” …soy seguidora de las tendencias y creo que la moda es una forma de expresión, un arte al servicio de la humanidad (específicamente la humanidad femenina y con esto no me refiero solo al genero, también al espíritu), y como no tengo competencias en moda solo doy testimonio de lo bien que te sienta un cambio así sea un poco irreverente, igual yo lo amo.

Del cambio de look y otros demonios...
Del cambio de look y otros demonios…

De la hipnofobia y el miedo a soñar

Paso recientemente que por un retweet de ese maravilloso mundo micro bloguero que es twitter, conocí la palabra “hipnofobia”, lo sabría  de haber estudiado psicología como lo pensé algún día, mientras navegaba entre revistas de universidades privadas (sin siquiera tener la mitad del dinero para pagar la matricula de una publica), por lo que termine estudiando administración.Pueden existir miles de fobias extrañas, pero por un segundo llegue a pensar que yo estaba sufriendo esta extraña patología.

Y es que recordé inmediatamente como me había quejado de insomnio durante el ultimo año, sin una razón aparente y como he desarrollado la manía de asesinar el espíritu de domingo levantándome a las 07 am sin falta.

El aumento de mi preocupación era directamente proporcional a mi curiosidad por lo que indague los síntomas y las posibles causas:

1. Asociar el estado de inconsciencia del sueño con la locura, ok, momento!!! si existe un momento del día en el que me doy permiso de ser loca es cuando duermo y eso no me preocupa en lo absoluto, descarte entonces el primer síntoma.

2. Ansiedad ante la sensación de sueño:  bueeeeno he de admitir que conozco de cerca la ansiedad…pero nunca me afecta a la hora de dormir o por lo menos no por el hecho de caer ante los brazos de Morfeo.

Descartados estos dos síntomas puedo interrumpir mi diagnostico concluyendo lo siguiente: no sufro de hipnofobia, no me aterra la sensación de morir o volverme loca por quedarme dormida, pero a una conclusión valiosa llegue, sufro de miedo a soñar.

Y es que de ser uno de mis pasatiempos infantiles, el tema onírico paso  a convertirse en uno  de mis mas aterradores recordatorios del fracaso, mi cerebro decidió que si no sueño no puedo defraudarme y creo estar  segura de que no es a la única que le pasa, pero como la idea no es juzgar, digamos que si.

Concluí que tengo el espíritu quebrantado por el afán de comerme el mundo y la indolencia de este recordándome que que la paciencia es un don de sabios y todo llega a su debido tiempo…si señores ¡Soy Humana!…y ustedes que se tomaron el tiempo de leer este intento de psicoanálisis por lo menos aprendieron que la “Hipnofobia” existe.

Afortunadamente mi alma lesionada por lecciones que le han quedado del atrevimiento de soñar despierta, no han dañado en lo mas mínimo los centros del sueño en el cerebro así que me voy a tomar una siesta…

Primer paso…La editorial…o algo así.

Siempre pensé que en algún momento de mi vida escribir seria una parte importante de esta, con el paso del tiempo mi afán de reafirmar con un poema, una canción improvisada o una simple cita mis vivencias diarias, mis alegrías y frustraciones  se fue apagando por la simpleza de asuntos que destiñen la imaginación con tanta premura.

Pero para cada cosa existe su momento y hoy a  menos de un mes de mi cumpleaños y pasando por la etapa de duelo de una relación que parece no tener fin, fue mas fuerte la necesidad de expresar algo (ni siquiera se claramente que), que la timidez apabullante que me agobia desde mi mas tierna infancia.

Así que como la mayoría de lo bloggeros en cine o tv, usare este espacio para compartir experiencias, opiniones, alegrías  tristezas de una vida que pueda parecerse a una de las 7 mil millones de personas en el mundo…Bienvenidos!!!